• https://www.linkedin.com/feed/LinkedIn

Esta ruta discurre por el cauce del Guadaiza uno de los ríos que nace en la vertiente sur de Sierra Bermeja y recorre parte de los territorios de Marbella y Benahavís hasta desembocar en el núcleo urbano de San Pedro de Alcántara.

CÓMO LLEGAR AL PUNTO DE PARTIDA

El punto de partida de esta ruta está junto a la presa del río Guadaiza. Para llegar hasta allí hay que tomar la A-7, tanto en sentido Algeciras como en sentido Málaga, hasta la salida indicada para Nueva Andalucía. A través de la avenida de los Girasoles, primero, y de la avenida Calderón de la Barca, después, se llega hasta el campo de golf de Los Naranjos. En este punto hay que tomar la calle Sirio y pasar justo por debajo de la autopista de peaje (AP-7). Justo ahí se conectará ya con el río Guadaiza.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Aunque su cauce no es tan sorprendente como otros ríos del entorno, como el Castor o el Guadalmansa, este paseo fluvial es uno de los más tranquilos y sosegados que se pueden hacer por esta zona de la Costa del Sol. El itinerario arranca junto a la propia presa.

Lo primero que habrá que hacer es cruzarla para pasar al otro lado del río. Posteriormente, habrá que girar a la derecha para buscar el sendero que acompaña al curso del Guadaiza en este tramo. Siempre río arriba, el camino es difuso en esos primeros metros e implica tener que atravesar una pequeña corriente de agua.

Poco a poco, por el camino indicado, se va dejando la presa, primero, y el curso del Guadaiza, después, a la derecha. La senda es estrecha en muchos puntos, sobre todo cuando se hace más abundante la vegetación. En ocasiones, los helechos hacen casi imperceptible la ruta a seguir. Habrá que prestar mucha atención para no salirse del itinerario, aunque habrá que tener en cuenta que siempre será el río Guadaiza el hilo conductor de este paseo fluvial.

Tras más de medio kilómetro de recorrido, el camino se comienza a implicar más con el río, que incluso servirá de senda para llegar a una de las pozas más profundas. En este punto puede resultar algo complicado evitarla, por lo que resulta conveniente llevar recipientes estancos y cruzarla mojándose completamente. Habrá que tener cuidado con las zonas más profundas, que obligarán a nadar.

  • https://www.linkedin.com/feed/LinkedIn

El camino puede continuar en paralelo incluso algunos kilómetros más, pero la subida, que pasaría junto al Caserío de las Máquinas -un antiguo cortijo de la zona-, se haría más complicado de superar.

El regreso se harás siempre por el mismo cauce hasta llegar al punto de partida. Tanto en la subida como en la bajada habrá que tener especialmente precaución porque algunos tramos resultan resbaladizos dentro y fuera del río. Habrá que evitar aquellas piedras demasiado erosionadas y también las que tengan mucho verdín adherido.

Para hacer este tipo de rutas fluviales, hay que tener especial cuidado con los objetos que se puede estropear si se mojan, como cámaras fotográficas, móviles o llaves de vehículos, ya que hay pozas de aguas que sólo se pueden superar metiéndonos en el agua y nadar en ellas. Por tanto, es recomendable llevar recipientes estancos, que eviten disgustos con determinado material. Es indispensable usar para esta ruta ropa y calzados adecuados, es decir, que se puedan mojar, no provoquen rozaduras y tengan una suela flexible, pero, al mismo tiempo, resistente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!